Carpisa te propone su proyecto de franquicia

Carpisa ha asociado a su plan de negocio un sistema de distribución flexible para responder a todas las exigencias de la franquicia. La frecuencia de las colecciones asegura a los puntos de venta un surtido e imagen en constante renovación con excelentes resultados de sell out.Con amplios espacios, la tienda Carpisa presenta a sus clientes un diseño innovador y contemporáneo donde el mobiliario y los colores están en línea con las tendencias más actuales. El verde se alterna con el gris para proponer la alternancia de las tradicionales colores corporativos siguiendo las directrices de una comunicación visual eficaz. El producto Carpisa encuentra su perfecta colocación en un lugar amplio y bien organizado, capaz de ofrecer al cliente un contacto directo con todas las colecciones expuestas y conseguir, a través de continuos estímulos de compras, una agradable experiencia en el punto de venta. El rediseño de las tiendas Carpisa, realizado en colaboración con el Arq. Tortoli, empezará por las flagship store de toda Italia y continuará en los próximos meses en todos los demás puntos de venta Carpisa, de acuerdo con una homogeneidad de imagen coordinada que desde siempre ha caracterizado a la marca.

* Obbligatori

All required fields must be filled

 
 

La inversión para el franquiciado: una estrategia de éxito

 

Carpisa ha conseguido imponer en el mercado su filosofía de venta: una red de franquicias sólida y ramificada, basada en tiendas con una imagen moderna y cautivante, capaz de satisfacer a una amplia tipología de consumidores.El coste del mobiliario se cuantifica aproximadamente alrededor de 650 € m2, mientras que debido a las obras civiles y a las instalaciones el precio puede variar según el estado de los locales. Para el franquiciado no está contemplado el pago de Royalties ni tampoco de una canon de entrada.El franquiciado sólo tiene que hacerse cargo de los costes del mobiliario y la realización de las obras, además de un aval bancario del valor de 50.000 €.

 

Ventajas para el franquiciado

 

La localización: Carpisa te ayuda a seleccionar solamente tiendas muy céntricas en cascos antiguos que cuenten como mínimo con cuarenta mil habitantes, o centros comerciales principales (con al menos 2 millones de visitantes cada año).

La formación del personal: el franquiciado no necesita experiencia en un inicio; previamente a la apertura se forma al personal de la tienda y periódicamente se organizan cursos de formación.

El servicio de asistencia: con un equipo de cualificados profesionales, Carpisa te asiste antes y después de la apertura de tu punto de venta. Agentes y consultores de zona estarán presentes periódicamente en tu tienda para enfrentarse contigo y aconsejarte en colaboración con la empresa.

La comunicación: la empresa ofrece soporte a los franquicados para la publicidad durante la fase de apertura del punto de venta y a nivel nacional para toda la publicidad institucional.

La asistencia técnica: Ayuda telefónica permanente para los franquiciados durante el horario de apertura al público.

Número de información a disposición todos los días desde las 8.00 hasta las 20.00.

 

La fórmula franchising

 

Ventajas competitivas: Carpisa ha asociado a su negocio un sistema de distribución muy flexible para responder a todas las exigencias de los franquiciados. La frecuencia de las colecciones asegura variedad en los puntos de venta y una imagen permanentemente renovada con óptimos resultados de ventas. El sistema prevé un abastecimiento semanal en base a un programa automático que se ocupa del reemplazo del producto vendido, con los mismos artículos si hay disponibilidad o con nuevas líneas y colecciones.

La rentabilidad: el stock medio de producto está entre 30/40.000 euros dependiendo del potencial del punto de venta y el volumen de negocios al bruto de IVA es diez veces mayor gracias a la política de reposición de los puntos de venta. El franquiciado se siente satisfecho por los márgenes de ganancias como consecuencia de la continuada renovación de las colecciones de moda y la presencia de líneas actuales que reducen la incidencia de las rebajas que, de hecho resultan marginales en la economía de la actividad.

 

El contrato de franquiciado

 

La duración: el contrato de franquicia permite la utilización gratuita de la marca Carpisa durante un tiempo máximo de 5 años que se puede prorrogar posteriormente.

Los servicios ofrecidos: la empresa se compromete a ofrecer una serie de prestaciones y servicios gratuitos en favor de los franquiciados (cobertura publicitaria a nivel nacional, apoyo en la fase de pre-apertura, apertura y gestión del punto de venta, formación profesional).  

Las obligaciones del franquiciado: el franquiciado asume la obligación de cobertura del seguro contra robos, incendios y la obligación de contribuir al pago de los gastos de transporte. Además asume la obligación de comprar y vender sólo productos de la marca Carpisa.